Terapia de choque

 

banner reto

 

Cada vez que se miraba al espejo volvía a caerse por aquel precipicio sin fin. Su maltrecha autoestima no soportaba sentirse morir más veces. Confiaba en que su estancia en el Templo de la Luna le ayudara a mejorar su estado psicológico. Por lo menos eso era lo que le habían prometido al registrarse en aquel centro de rehabilitación para fantasmas. «Una semana en compañía de la Luna, y será usted un fantasma nuevo» —le había dicho el director— «No hay como nuestra terapia de choque para dejar de sentir su muerte una y otra vez».

-.-

Escribir jugando es un reto de escritura basado en juegos de mesa que ha creado Lídia Castro Navàs para animarnos a poner en práctica nuestra escritura creativa.

Ésta es mi contribución al reto de julio de 2018.

Anuncios

Tu regreso a nuestro hogar

Se quedó pálido al verla entrar por la puerta. Hacía 5 años que había desaparecido de su vida sin dejar rastro.

—¿Has vuelto para quedarte? ¿Dónde estabas? —preguntó el hombre. La mujer nada dijo, tan sólo le sonrió—. Te busqué por todas partes.

—He vuelto porque necesito que me ayudes a impedir un crimen. Yo sola no puedo hacerlo siendo lo que soy, un hermoso fantasma. Mi asesino sigue suelto y ahora viene a por ti.

—–

Un mes más Adella Brac nos lanza su “Reto: 5 líneas” y yo lo acepto encantada escribiendo este microrrelato. Para leer el resto de relatos de este mes de Octubre acudir aquí.