Resumiendo…

Fueron 160 los días que necesité para escribir
el más bello y extenso poema de amor
que jamás se haya escrito
en el mundo.
Pero te lo resumiré
en dos palabras:
 Te amo.

 

Anuncios

La bondad de mis palabras

Ven a mis brazos, querida. Descubre que no soy la persona que tú conociste. Quita los vaporosos velos que un día nos separaron y vuelve a mí.

La cárcel me ha cambiado. No soy el mismo que era. Ya no pienso en matarte. Tan sólo pienso en amarte.

Sé que no crees en la bondad de mis palabras. Todo el mundo te dice que no me creas. Pero sé que en el fondo de tu corazón todavía me amas.

Volverás a mí, tarde o temprano. Ya verás como sí.

Moneda de cambio

Aquel día me desperté contigo dando saltos de alegría sobre mi cama. El Ratoncito Pérez te había dejado un euro bajo la almohada. Aquella mañana podrías presumir delante de los amigos durante el recreo en el colegio.

moneda_euro

 

Lo malo sería que no tendríamos pan para almorzar. Pero por un día no iba a pasar nada.  Seguro que nadie en la casa se iba a quejar al ver tu cara de felicidad.