Noche de fiesta

La noche de Halloween era su noche preferida del año. Se paseaba por el barrio con su traje de fantasma y nadie huía de él.

Anuncios

Expiración de la Banda Municipal de Música de Daimiel

Rara es la vez que comparto en mi blog las historias publicadas por otros colegas o amigos en sus propios blog. Pero siempre hay alguna excepción que confirma la regla, y hoy ha llegado una de ellas.

En el blog “Historias malditas, malditas historias” Francisco nos da una mala noticia cultural que ha ocurrido en su ciudad, en Daimiel. Yo me he enfadado al igual que él al leer la noticia, y me he entristecido también al ver que la cultura en este país sigue siendo algo que no se cree necesario, algo que no se ve con buenos ojos, algo que si no es rentable hay que eliminarlo y listo.

Historias malditas, malditas historias

Últimamente sólo traigo malas noticias culturales, pero es lo que nos toca vivir.

Ver la entrada original 752 palabras más

Tu regreso a nuestro hogar

Se quedó pálido al verla entrar por la puerta. Hacía 5 años que había desaparecido de su vida sin dejar rastro.

—¿Has vuelto para quedarte? ¿Dónde estabas? —preguntó el hombre. La mujer nada dijo, tan sólo le sonrió—. Te busqué por todas partes.

—He vuelto porque necesito que me ayudes a impedir un crimen. Yo sola no puedo hacerlo siendo lo que soy, un hermoso fantasma. Mi asesino sigue suelto y ahora viene a por ti.

—–

Un mes más Adella Brac nos lanza su “Reto: 5 líneas” y yo lo acepto encantada escribiendo este microrrelato. Para leer el resto de relatos de este mes de Octubre acudir aquí.

Soñando despierto

 

En el #JuevesConCuento de hoy la Escuela Creativa nos invita a escribir un cuento con 15 palabras como máximo que incluya las palabras propuestas. Las palabras de esta semana son: “soñando despierto“.

Aquí van mis pequeñas aportaciones:

Microcuento nº1:

Vivo para amarte. Dices que estoy soñando despierto. Ojalá algún día logre que soñemos juntos.

Microcuento nº2:

Entre mis manos, un libro. En la portada, mi nombre. Otra vez estaba soñando despierto.

 

Autobiografía

Con un sentido de la amistad muy desarrollado,
con la honestidad y la sinceridad por bandera,
voy por la vida amando a mi familia y a mis amigos.

Buscando descubrir un lugar mágico en mi siguiente viaje,
luchando cada día contra la depresión que me acecha,
escribo relatos que devuelvan la magia
a un mundo con demasiados grises.

ventana