Mis queridos maestros

Gracias a ellos estoy donde ahora me hallo. Gracias a sus enseñanzas, a su entusiasmo al mostrarme lo que ellos sabían, dirigí mi camino hacia un lado y no otro. Ellos me enseñaron mis primeras letras, mis primeros números; me inculcaron el respeto al prójimo; me prepararon para pensar por mí misma, en libertad. Mis maestros, mis mayores, mis padres y abuelos… a todos ellos dedico este pequeño homenaje este 27 de noviembre, día del maestro aquí en España.

 

viejos_pupitres_escuela

Aquellos viejos pupitres… (Foto: Alma Rural)

 

 

Anuncios

Sobre la escritura – nº1

  • Escribo lo que pienso, siento, amo o detesto. Soy sincera ante el folio en blanco. Ahí me encontrarás tal cual soy, sin trampas o armaduras.
  • Si un buen libro cae en tus manos exprímelo todo lo que puedas. Saca ideas, sentimientos y respuestas de él. Un buen libro puede cambiar tu vida por completo. Ya nada será igual para ti después de leer su última página.
  • El poder de la palabra escrita es infinito. Nos puede hacer llorar de alegría o tristeza, nos obliga a pensar, a reír, a querer transformar el mundo. Yo quiero tener ese poder; yo quiero ser escritora
teclado

Buscando la historia perfecta