Agotado

libros_Rastro

Entré en la última librería que me quedaba por visitar. Había recorrido toda la ciudad en mi búsqueda desesperada. Entre tus manos tenías el libro que llevaba tanto tiempo rastreando. Allí donde fuera siempre obtenía la misma respuesta a mis preguntas sobre él: «Está agotado». Ahora que por fin había dado con el libro resulta que iba a perderlo otra vez. No me quedó más remedio que tropezar contigo y conseguir que aceptaras, a modo de disculpa, una invitación a café. Con un poco de suerte lograría que te enamorases de mí. Así tu nuevo libro terminaría siendo mío también.

-.-

(Publicado en Taller de escritura nº 62 de Literautas – Móntame una escena: junio, 2019…)

Catálogos de viajes

Miré los catálogos de viaje y busqué una pista que me indicara por dónde seguir el rastreo. Sólo necesité cinco días para encontrarla. Lo que no entiendo es por qué se ha escapado tan lejos sin mí. Mañana se lo preguntaré en cuanto la vea. Después volveremos a casa juntos.

—–

Los compañeros de “50 Palabras” me han hecho el regalo de publicarme este microrrelato en su página web, una web alimentada por más de 590 escritores que creamos nuestras historias con tan sólo 50 palabras, ni una más ni una menos. Gracias por todo, compañeros.