El anticipo

Sacó su caja de cerillas del bolsillo y encendió uno de los fósforos. La llama le permitió ver lo que tenía más cerca. El reflejo de la luz en el filo del cuchillo le concedió unos segundos para comprender qué era el dolor agudo que sentía ahora en su estómago.

-.-

(Publicado en 50 palabras)

Anuncios

El peso de la ley

Ayer vi una sombra alejarse en la escena de un crimen. No la reconocí. La vista me empieza a fallar pero mi olfato jamás comete un error. En cuanto lleguen los sospechosos a la comisaría seguro que lo identifico. A un sabueso como yo nunca se le escapa un criminal.

-.-

(Publicado en 50 Palabras)

Disturbios

Comenzó a gritar a mitad del concierto. El director, asustado, paró la música de inmediato.

—¿Pasa algo? —preguntó el director dirigiendo su mirada hacia el lugar de donde procedían los gritos.

—No, no pasa nada —contestó un hombre puesto en pie en la platea —. Tan solo quería molestar un rato.

—–

(Publicado en 50 palabras)

Te quedará bien

La muchacha se quedó quieta mirando hacia su armario abierto de par en par. Estaba repleto de ropa de todos los colores.

—¡No tengo que ponerme!

—¿Estás segura? —preguntó su madre divertida.

—Segura, no tengo nada —respondió la chica.

—Entonces ponte una sonrisa. Te quedará bien.

 

———


(Publicado en 50 Palabras)

Catálogos de viajes

Miré los catálogos de viaje y busqué una pista que me indicara por dónde seguir el rastreo. Sólo necesité cinco días para encontrarla. Lo que no entiendo es por qué se ha escapado tan lejos sin mí. Mañana se lo preguntaré en cuanto la vea. Después volveremos a casa juntos.

—–

Los compañeros de “50 Palabras” me han hecho el regalo de publicarme este microrrelato en su página web, una web alimentada por más de 590 escritores que creamos nuestras historias con tan sólo 50 palabras, ni una más ni una menos. Gracias por todo, compañeros.