Una confesión incómoda

Todo está oscuro; alguien se acerca.

—Ave María Purísima —dice la feligresa.

—Sin pecado concebida —contesta el cura.

—Padre, he venido a confesarle algo.

—Pues tú dirás, hija mía.

—Eso es; ¿cómo lo ha sabido?

—¿Saber, el qué?

—Que soy su hija.

-.-

Este microrrelato fue seleccionado y publicado en la Comunidad del Portal del escritor, en el #RetoEscritura: Todo está oscuro…