¿Por qué existe hambre en el mundo si los precios de los alimentos bajan?

Según la FAO el índice de precios de los alimentos cayó en diciembre. La abundancia de suministros y el lento crecimiento económico empujan a la baja los precios por cuarto año consecutivo.


Sin embargo, es injusto e insostenible ver como poco a poco los alimentos básicos y el agua se están convirtiendo en un producto más con el que juegan los economistas y las transnacionales para intentar siempre ganar un poco más de dinero.


Lo triste del caso es que el índice de precios que la FAO maneja toma como base los intercambios comerciales que se hacen en las Bolsas y los precios internacionales de cinco grupos principales de productos básicos alimentarios: cereales, aceites vegetales, productos lácteos, carne y azúcar.


Estos intercambios comerciales y precios internacionales sólo respaldan a las grandes corporaciones transnacionales de la alimentación. No toman en cuenta a los millones de pequeños y medianos agricultores y ganaderos que no consiguen cubrir los gastos que tienen en sus explotaciones agrícolas por los bajos precios que se les pagan por sus productos.


Tampoco toman en cuenta a los millones de personas que tienen que pagar cada vez más para poder alimentar a sus familias porque cada día sube el precio de los alimentos en las tiendas y mercados. Poco importa a los mercados internacionales que haya gente que no puede pagar esos precios y que se muere de hambre.

Anuncios