Vacío

Tras dejar el abrigo colgado en el perchero de la entrada entró en la casa y revisó, una a una, todas las habitaciones. La soledad reinaba a sus anchas entre aquellas paredes. Sonó el teléfono que tenía sobre el aparador del salón.

—¿Qué tal estás? —preguntó su madre.

—Bien, estamos bien, decidiendo qué vamos a cenar —respondió Víctor.

—Pero, ¿con quién estás?

—Estoy con Mara, mamá.

—No puede ser, cariño. Mara murió. ¿No lo recuerdas?

-.-

Microrrelato que participa en el Reto 5 líneas del mes de Noviembre del blog de Adella Brac.

 

7 pensamientos en “Vacío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s